lunes, 28 de noviembre de 2005

Las obras del AVE en Guadarrama están en manos de uno de los ingenieros del Carmel

Fomento admite que los estudios geotécnicos del túnel de San Pedro, donde se ha encallado una tuneladora, no eran precisos

Uno de los responsables del proyecto del Ministerio es Benjamín Celada, ingeniero de minas y autor de los estudios geotécnicos de las obras que provocaron el hundimiento del barrio barcelonés del Carmel.

Paula Poveda LA RAZÓN
Tras concluir, con los resultados ya conocidos, las obras de ampliación de la línea 5 de metro en Barcelona -todavía hay familias desplazadas en El Carmel- Benjamín Celada, ingeniero de minas y responsable de los estudios geotécnicos de la empresa Geocontrol, sigue trabajando por toda España para el Ministerio de Fomento.

Y uno de los proyectos que lleva su rúbrica es el de túnel del tren de Alta Velocidad que horada la sierra madrileña de Guadarrama y que, tal y como adelantó ayer este periódico, acaba de sufrir otro grave accidente. Esta tuneladora, la que perfora el Cerro de San Pedro, junto a Guadalix de la Sierra, se ha hundido y tardará meses, según fuentes oficiales, en ser rescatada.

Pero si ya es desafortunada casualidad que dos accidentes tan cercanos en el tiempo tengan el mismo responsable del proyecto geotécnico, más todavía parecen ser las explicaciones de los hechos.

Ayer, desde el máximo organismo de las Infraestructuras Ferroviarias españolas (ADIF) se justificó de esta forma el suceso de Guadarrama: «El suelo en el que trabajaba la tuneladora sufrió un accidente geológico».

Más claro, la roca dura con la que esperaron encontrarse estaba fragmentada por las aguas subterráneas y no pudo soportar el peso de la máquina, que se desplomó.

Es, prácticamente, la misma explicación que se dio durante la comisión de investigación del derrumbe en El Carmel. De hecho, los trabajadores explicaron en su momento a los diputados del Parlamento de Cataluña que hubo vías de agua desconocidas días antes del derrumbe y que el terreno no aguantó.

En el capítulo de noticias sorprendentes hay, en este caso, otra más. Resulta que la tuneladora que se ha hundido en la sierra de Guadarrama podría ser de segunda mano, y vendría de hacer obras de grandes dimensiones en los Alpes Suizos, según los expertos consultados por este diario.

Además de la obra del túnel del Cerro de San Pedro, Geocontrol, la empresa de la que forma parte el ingeniero de minas Benjamín Celada, también está realizando en la Comunidad de Madrid otras actuaciones, como las de los túneles de Guadarrama, anejos al anterior.

Proyectos por toda España. De hecho, el gestor de infraestructuras, ADIF, tiene muchos túneles proyectados similares a los de la ampliación de la línea 5 del metro de Barcelona, y con la firma del mismo ingeniero, Celada. El del tramo Orense-Santiago o el de Santiago-Lalín son algunos de los ejemplos, aunque, según los expertos consultados por este periódico, «hay por lo menos 15 repartidos por todo el país». Ahora mismo está también en construcción por la Dirección General de Ferrocarriles otro túnel en Bilbao, el de Serantes, exactamente igual que el de El Carmel y también proyectado por este ingeniero.

Un portavoz del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) consultado por este diario no supo precisar si las tuneladoras de Guadarrama -dos mastodontes de la empresa alemana Herrenknecht que miden más de 150 metros y que pesan alrededor de 250 toneladas cada una- se han diseñado en exclusiva para estas obras, y se limitó a decir que «lo correcto» es que fuese así, «adaptando sus características al terreno bajo el Cerro de San Pedro».

Sin embargo, expertos consultados por este periódico apuntaron la posibilidad de que las dos máquinas sean de segunda mano, y en concreto, del túnel de Loetschberg (el paralelo al nuevo San Gotardo que baja de Berna a Milán).

La máquina no tenía escudo. Al parecer los desgastes de ambas tuneladoras fueron arreglados para poder ser reutilizadas. Los técnicos de Fomento aseguran que al menos la máquina que se encuentra en estos momentos paralizada, la correspondiente a la construcción del túnel desde el ataque Sur, cuenta con un escudo simple -que protegería la máquina y, lo más importante, a los trabajadores, frente a imprevistos como los ocurridos ya en esta infraestructura al toparse con roca fragmentada-. En cambio, los expertos consultados dudan de esta afirmación y aseguran que la máquina trabaja «sin escudo ni protección». Incluso van más allá al afirmar que «la gente está desprotegida, y en las zonas de piedra blanda o diaclasada la roca se cae y entra en el túnel».

Demora en los plazos. En lo que a la demora en los plazos de ejecución se refiere, los responsables de las infraestructuras ferroviarias aseguraron ayer que la puesta en funcionamiento de la línea de alta velocidad que se espera comience a funcionar en 2007 -no precisaron el mes- no se verá afectada por el paro de la tuneladora en el Cerro de San Pedro. A pesar de esto, resulta evidente que si quieren realmente acabar en el plazo previsto de ejecución, tendrán que ir a toda velocidad, ya que, tal y como reconoció ayer mismo un portavoz del ADIF, «al menos quedan dos o tres meses para que podamos desatascar la máquina. O incluso algo más». El mismo portavoz, no obstante, se mostró optimista ante los plazos, aunque no quiso valorar la información adelantada por este periódico según la cual cada día que la tuneladora no trabaje cuesta al erario público 30.000 euros.

Además, desde el organismo responsable de los desarrollos de trenes de alta velocidad, que depende del Ministerio de Fomento, explican que, a juicio de los técnicos, la tuneladora no está enterrada, sino encallada. Esto significaría confirmar la tesis de los expertos consultados según la cual «es un grave error utilizar una máquina que ya ha estado en otro sitio en un túnel tan importante». Parece ser que las rocas que perfora esta tuneladora serán más blandas que las de los túneles suizos. La única buena noticia en este asunto es que no ha habido ningún herido hasta el momento. Leer más...

No hay comentarios:

Entradas populares