lunes, 5 de mayo de 2008

El "trasvase" de Barcelona

A pesar de que los catalanes están divididos a la hora de juzgar positiva o negativamente la gestión de la sequía que ha hecho la Generalitat, una mayoría abrumadora está de acuerdo con todas las medidas de emergencia propuestas para garantizar el suministro de agua en todos los rincones de Catalunya y especialmente en el área metropolitana de Barcelona.
La guerra del agua salpica a media España y el Gobierno de la Nación no quiere mojarse más que los pies tras derogar el Plan Hidrológico y resucitarlo parcialmente por un decreto ley que llevará agua a Barcelona la próxima primavera. La decisión es sensata aunque travestida de demagogia. No es un trasvase, es una conducción, insisten la vicepresidenta y la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Vale, señoras. Y si no, que se lo pregunten Marcelino Iglesias, que tras nadar en un mar de dudas, ha solicitado un informe jurídico para tapar sus vergüenzas políticas ante los aragoneses.
ABC: El mercadeo del agua

No hay comentarios:

Entradas populares