lunes, 13 de abril de 2009

Empresarios en fuga

El propietario de la constructora Marbar, desapareció dejando un 'pufo' de unos 900.000 euros. Los trabajadores estuvieron varios meses sin cobrar su sueldo y sin poder dejar el trabajo para acceder a la prestación por desempleo.

El propietario de la empresa Carreira y Martínez se fugó a Brasil sin pagar las nóminas de sus empleados. Los trabajadores se quedaron sin percibir el salario de dos meses. El empresario regresó, pero falleció poco después.

Los trabajadores de Tomiño se turnan para vigilar las oficinas por si aparece su jefe, que desapareció hace un año sin pagar sus nóminas.

El dueño de la constructora Rialca se fugó a Fuerteventura dejando a una veintena de proveedores sin cobrar. El empresario se entregó, pero hoy todavía hay pendiente un proceso judicial.

En febrero del año pasado, un grupo de clientes denunció a la promotora Lovipro después de que les fuera imposible dar con ninguno de sus responsables. La oficina estaba cerrada.

Los juzgados mercantiles de Barcelona tuvieron serias dificultades para hallar a los administradores de Construcciones Juanes después de que varios acreedores instaran su concurso.

Vía: El País: Constructores a la fuga

No hay comentarios:

Entradas populares