sábado, 2 de junio de 2012

La maldición del ferrocarril

La revista Quo publica un artículo titulado Las quiebras del estado español, en el que se resumen las 13 ocasiones en que a lo largo de la historia España se ha visto obligada a declararse en suspensión de pagos.
Especialmente interesante para nosotros es la que tuvo lugar durante el reinado de Isabel II y los primeros intentos de industrializar el país:
"El Estado español apostó por la construcción de numerosas líneas ferroviarias. Fue una inversión sin precedentes. El optimismo era tal que el valor financiero de las compañías ferroviarias se disparó y atrajo mucho capital extranjero, además del propio del Estado español. Pero la mayoría de las líneas resultaron ruinosas. Muy poca gente cogía el tren y muchas tuvieron que cerrar, lo que llevó a la ruina a estas compañías; y arrastraron con ellas a los inversores, incluida la Corona española que, nuevamente, suspendió pagos en 1866."
Se dice que las consecuencias de esta quiebra se dejaron sentir en la economía española hasta bien entrado el siglo XX, lo que impidió que en España hubiera una verdadera revolución industrial.

Ya saben que la historia se repite, según dicen.

No hay comentarios:

Entradas populares